Recetas de Navidad con un toque internacional

Con la Navidad a la vuelta de la esquina, nos encontramos en esos días en los que San Google echa chispas en lo que a búsquedas de recetas se refiere.

Porque, afrontémoslo: tan aburrido es preparar todos los años los mismos platos como difícil encontrar recetas originales que no nos compliquen mucho la vida. Pues aquí tienes un puñado de ideas para celebrar una Navidad internacional.

Una buena idea de contar con algún plato diferente es preguntarse qué se come en otros país en estas fechas, para servirnos de inspiración y darle un toque diferente a alguna de las cenas y comidas de estas fechas incluyendo una receta internacional. De este modo podemos encontrar recetas no muy complicadas que nos sirvan para disfrutar en nuestras mesas una navidad diferente. Y para muestra, estas recetas que os traigo hoy.

carbonada criolla

Carbonada de ternera

Carbonada criolla

La comunidad argentina en Estados Unidos suele preparar en los días festivos de invierno este estupendo estofado, una opción fácil para alguna de las comidas familiares. En ocasiones, en vez de utilizar calabaza se recurre a pequeños zapallos en los que, una vez eliminada la pulpa, se sirve el plato.

Qué necesitamos: 500 gr de ternera para guisar en trozos, 1 cebolla picada, 2 tomates maduros picados, 2 dientes de ajo picados, 500 ml de caldo de carne, 500 gr de calabaza pelada y troceada, 2 zanahorias peladas y troceadas, 150 gr de maíz, un puñado de orejones y de pasas, una cucharada de orégano fresco picado, una cucharadita de tomillo molido, 1 cucharada de cilantro fresco picado, 1 chorrito de vinagre de vino tinto, sal, pimienta y aceite de oliva.

Marcamos la carne, que reservamos, y en la misma cazuela sofreímos la cebolla y el ajo. Añadimos el caldo, los tomates, el vinagre, el orégano, el tomillo y salpimentamos. Cuando hierva, bajamos el fuego e incorporamos la carne. Tapamos la cazuela y dejamos cocer, a fuego lento, durante una hora, removiendo de vez en cuando. Subimos un poco el fuego e incorporamos la calabaza y las zanahorias, tapamos y cocemos otros 20 minutos. Añadimos el maíz, los orejones y las pasas, volvemos a tapar y cocemos 10 minutos más. Destapamos, cocemos a fuego alto durante unos 5-10 minutos, añadimos el cilantro y lo servimos.

Lo puedes preparar mientras: el abuelo cuenta su enésima batallita.

laxsoppa, receta sueca de sopa de salmón y patata

Laxsoppa

Laxsoppa

Esta tradicional sopa sueca de salmón y patata es un plato contundente pero delicioso en el que el eneldo aporta un toque aromático muy apetitoso.

Qué necesitamos: un filete de salmón (más o menos medio kilo), 200 ml de nata líquida, 4 patatas, 2 cebollas, pimienta negra, pimienta blanca, 2 cucharadas de postre de eneldo fresco, 50 gr de mantequilla y sal.

Pelamos las patatas, las cortamos en dados y picamos bien las cebollas. Calentamos una cazuela con algo más de un litro de agua, sal, una pizca de pimienta negra y blanca, las cebollas y las patatas. Lo dejamos hervir durante unos 15 minutos. Mientras, troceamos el salmón. Pasados los 15 minutos de cocción incorporamos a la cazuela el salmón, mezclamos bien y añadimos la nata líquida y el eneldo fresco picado. Lo dejamos hervir unos cinco minutos más y, justo antes de servir, añadimos la mantequilla en trozos y mezclamos para que quede bien ligado.

Lo puedes preparar mientras: en el salón, se lleva a cabo el tradicional debate familiar sobre qué canal poner en la tele (aunque luego nadie le prestará atención, claro).

avgolemono, receta griega de sopa de huevo y limón con pollo

Avgolemono

Avgolemono

El ‘avgolemono’ es una sopa cremosa de huevo y limón con arroz y pollo que en Grecia se suele comer en días festivos. Una vez cojas el “truco” a la elaboración de la sopa de huevo y limón, puedes utilizarla como una salsa (diferente y deliciosa) en otros platos.

Qué necesitamos: 3 chalotas, 500 ml de caldo de pollo, 1 pechuga de pollo (cortadas en trozos), el zumo de medio limón, 2 huevos, 300 gr de arroz, sal, aceite de oliva, perejil y cebollino picados.

En una cazuela calentamos la mitad del caldo y cocemos el arroz. Mientras, picamos las chalotas y las pochamos en aceite caliente. Incorporamos el resto del caldo, caliente, y lo llevamos a ebullición. Añadimos el arroz cuando esté casi hecho junto con el caldo y añadimos agua si fuese necesario. Corregimos de sal e incorporamos la pechuga, que dejaremos cocer entre 5 y 10 minutos. Batimos los huevos en un bol y, mientras lo hacemos, incorporamos poco a poco el zumo de limón. Es importante que los huevos estén atemperados, porque el siguiente paso es, mientras removemos con unas varillas, añadir parte del caldo caliente. Lo hacemos añadiendo este caldo poco a poco, con un cazo o un cucharón, mientras se bate bien. Con dos o tres veces será suficiente. Quitamos la cazuela del fuego e incorporamos la salsa de huevo y limón lentamente, mientras removemos el arroz. Añadimos una pizca de perejil y cebollino y listo.

Lo puedes preparar mientras: tu familia juega a beber un chupito cada vez que el rey pronuncia “sociedad democrática” en su tradicional mensaje navideño.

frugtsalat, crema danesa con frutas

Frugtsalat

Frugtsalat

Esta macedonia de frutas (frugtsalat) con crema danesa es tremendamente fácil y la puedes dejar preparada por la tarde y dejarlo en frío hasta la hora de servirlo. No es muy pesado y además puedes utilizar las frutas que tengas más a mano.

Qué necesitamos: Fruta variada (kiwis, manzanas, peras, plátanos…), 2 yemas de huevo, 150 ml de nata para montar, 50 gr de azúcar blanco, 2 cucharadas de postre de jengibre fresco rallado.

Batimos las yemas de huevo con el azúcar hasta que parezca una masa con un color blanquecino. Por otro lado, montamos la nata y, cuando esté lista, incorporamos la masa que hemos preparado y el jengibre fresco. Mezclamos bien e incluimos la fruta que hayamos elegido, pelada y troceada. Puedes espolvorear un poco de canela por encima y añadir alguna galleta.

Lo puedes preparar mientras: tu pareja termina de asegurarse de que, un año más, no os ha tocado el Gordo, mientras recuerda con cariño a los niños de San Ildefonso.

Pan de jengibre

Pan de jengibre

Pan de jengibre

Tan típico en las casas norteamericanas en Navidad como el turrón en las españolas, el pan de jengibre está a medio camino entre el bizcocho y la galleta y su sabor, no excesivamente dulce y con un punto picante, me encanta.

Qué necesitamos: 370 gr de harina, 100 gr de azúcar moreno, 120 gr de melaza, 100 gr de mantequilla, 1 yema de huevo, cucharada y media de jengibre molido, 1 cucharadita de jengibre fresco rallado, cucharada y media de una mezcla de canela, cardamomo y clavo molido y 1 cucharadita de levadura.

Precalienta el horno a 175º. Bate la yema de huevo al baño maría y, cuando espese, incorpora la melaza y la mantequilla y mezcla bien. Añade el azúcar, el jengibre molido, la mezcla de especias y liga bien. Incorpora la levadura y la harina, poco a poco. Cuando tengas una masa más o menos compacta, retira del baño y empieza a amasar, añadiendo el jengibre fresco. Toda esta parte la puedes hacer también en un robot de cocina, lo que te quitará buena parte del trabajo. Estira la masa sobre una superficie limpia y plana y colócala en una bandeja de horno con papel sulfurizado. Déjala enfriar al menos media hora y hornéala durante 10 minutos o hasta que al pincharla con un tenedor este salga seco. También puedes cortarla en figuras o con algún molde antes de hornearla (para hacer, por ejemplo, los famosos hombres de jengibre) pero a mí me gusta así, entera, y cortada después en trozos rectangulares.

Además te puede servir para improvisar un postre rápido con unas capas de mermelada de fresa (una combinación, la de fresa y jengibre, francamente buena).

postre elaborado con pan de jengibre

Con pan de jengibre y mermelada puedes improvisar un postre rápido

Lo puedes preparar mientras: se celebra el tradicional festival de villancicosen casa, tras la pelea por hacerse con la botella de anís y la cuchara (esperemos que sin incidentes).

2 comentarios en “Recetas de Navidad con un toque internacional

  1. Me encanta este post, me recuerda mucho a cuando pasé mi navidad en el erasmus hace un par de años. El pan de jengibre todo un clásico internacional. Gracias por compartir!!!

    • ¡Gracias a ti! Personalmente, siempre me gusta en estas fiestas incluir algún toque internacional… ¡Y este año el pan de jengibre triunfó! Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s