La Buena Vida

Más que buena vida, vidorra es lo que te puedes pegar en este gastrobar de Valladolid, que convence por una buena propuesta de tapas acompañada de una selección de vinos por copas muy a tener en cuenta.

En el corazón de Valladolid, a pocos metros de su Plaza Mayor, en la calle Comedias, encontramos La Buena Vida, un local pequeño pero acogedor, decorado con gusto y de un estilo moderno pero cálido. Un diseño muy acorde con lo que ofrece, ya que eso es lo que nos encontramos en su barra: tapas y vinos que se adivinan cuidadosamente elegidos (estos en su selección, aquellas en su combinación de ingredientes) para conseguir un producto de taberna actual y moderno que no deje de sorprender al cliente.

Bacalao ahumado con verduras de temporada y gratinado con alioli

Bacalao ahumado con verduras de temporada y gratinado con alioli (La Buena Vida, Valladolid)

La carta de La Buena Vida, abierto desde el pasado mes de julio, es corta pero original y con buenos resultados. Entre lo que yo pude probar destacaría el Ravioli de cecina y boletus, la Carrillera ibérica o el Kebab Connection (pollo con PX, chocolate y chutney de pimiento verde). Me faltaron por probar las medias raciones y los postres, pero tras una jornada de picoteo por Valladolid, mi cuerpo no daba para más.

En todas las tapas que probé destacaría el esfuerzo para, tomando como punto de partida la cocina castellana, ofrecer unas tapas diferentes, con mucha imaginación y un admirable trabajo para refinar cada propuesta; me dejó la sensación de que las referencias de la carta no llegan a esta hasta alcanzar el punto deseado en cocina, quizás de ahí que la carta, cierto es, no sea muy larga. Por otra parte, creo que tampoco se necesita más. En cuanto al precio, correcto, con una relación calidad-precio digna de mención.

Ravioli de cecina y boletus en La Buena Vida

Ravioli de cecina y boletus

Como también es digno de mención el servicio. Simpatía, saber hacer y un trato para tener en cuenta. Me gusta que los camareros hablen con el cliente, que les recomienden, que les guíen entre la oferta de tapas y que les pidan la opinión. No sé si los clientes, en estos tiempos de tripadvisors y demás desgracias, sabrán valorar esto, pero a mí me encanta. Dan ganas de volver para ponerse enteramente en sus manos: dime qué comer y qué beber. Estoy seguro de que no saldría decepcionado.

Para rematar la propuesta, una sorprendente selección de vinos por copas, tanto por los vinos que se pueden encontrar (Castro de Valtuille, Clarete de Luna, Cucú o Finca Caraballas, entre otros), como por los precios, realmente asequibles; más aun teniendo en cuenta que no son referencias habituales. Se redondea así una propuesta, la de La Buena Vida que cumple una frase extraída de su página web: “gastronomía para todos, placeres para siempre”.

3 comentarios en “La Buena Vida

  1. Muchísimas gracias por la parte que nos toca al personal. Da gusto encontrar artículos de este tipo, que le sacan a uno una sonrisa.

  2. Excelente tanto el lugar, como la dirección, como el personal y su apecible carta gastronómica, todo de 10!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s