5 recetas exóticas para el verano

Aunque las temperaturas nos han dado algo de tregua, siguen apeteciendo esos platos que no nos suponen mucha complicación y que en cierto modo ayudan a pasar el verano de una forma más relajada.

Es el momento de las ensaladas, de los platos fríos y quizá, por qué no, de experimentar con cocinas lejanas. Probar recetas de otras culturas es, en cierto modo, una forma de viajar a través de la cocina; una forma ideal si tienes que pasar agosto en casa.

Por eso hoy os propongo un viaje a través de la cocina con 5 recetas interesantes, deliciosas y muy divertidas. Bueno, en realidad, 4 recetas y un cóctel, porque también hay que reservar algo de tiempo para dedicarse en verano a soñar con una exótica bebida en la mano.

Taco

Desde México nos viene esta forma de comer un montón de ingredientes de una forma fácil y divertida. Lo mejor del taco es que te admite mil maneras de prepararlo. Yo, por ejemplo, os recomiendo este Taco de caballa y langostino con fresas. Como la temporada de caballa terminó, podéis probar con algún otro pescado, como las sardinas.

Taco de caballa y langostinos

Taco de caballa y langostinos con fresas

Al marinar el pescado y el marisco en una salsa de cebolla, ajo, chile, hierba limón y albahaca (que deberías triturar previamente, a no ser que utilices las variedades de Gourmet Garden, cuya textura es perfecta para este tipo de marinado), acompañado de una pizca de achiote en polvo (una especia típica de Sudamérica), quedará una mezcla explosiva ideal para combinar con una cerveza fresquita. El hecho de comerlo con las manos y mancharse a gusto le da un punto más divertido a la comida.

Cebiche

Nos vamos un poquito más al sur para disfrutar de un plato que, aunque viene bien en cualquier momento del año, es quizá en verano cuando más apetece. El cebiche o ceviche (ambas formas están aceptadas, como curiosidad) es un plato de origen incierto (probablemente el adobo en cítricos comenzó en Perú hace más de dos mil años) que se ha extendido por toda la geografía sudamericana e incluso centroamericana.

Cebiche de sardina y mango con sangrita

Cebiche de sardina y mango con sangrita

En la versión que os propongo, maceramos sardina fresca en zumo de limón durante media hora. Después colamos y mezclamos el pescado con una mezcla de mango cortado en trozos, cebolla morada cortada fina y chile y cilantro picados. Le añadimos sangrita, un aperitivo mexicano a base de zumo de tomate, de naranja, de lima y salsa worcestershire y servimos con unas tortillas de mango deshidratado con chile.

Ensalada thai de pollo y soba con salsa de sésamo

Cambiamos de continente para viajar hasta Asia y disfrutar de una ensalada con aires tailandeses que a mi chica le pirra y que, gracias a las especias de Gourmet Garden, el chile, el ajo y el jengibre, puedes preparar en un momento. Además es sana y, al ser fría, es ideal para el verano. Para prepararla, debes empezar sofriendo en aceite de sésamo un par de cucharadas de jengibre fresco picado y otras dos de ajo durante un par de minutos y reservando. En esa misma sartén vuelves a calentar un par de cucharaditas de aceite de sésamo y fríes las pechugas enteras, previamente salpimentadas: primero un par de minutos por cada lado a fuego fuerte (para que se doren), después unos 10 minutos a fuego lento y con la sartén tapada.

Ensalada 'thai' de pollo y soba

Ensalada thai de pollo y soba

Mientras cueces los fideos chinos o soba siguiendo las instrucciones del fabricante (normalmente, los cueces en agua hasta que suben a la superficie), los escurres y reservas para que se enfríen. Pela un calabacín y lo cortas primero en láminas finas y luego estas en tiras. Picas fina media cebolleta y mezclas con el calabacín. Preparas la salsa: en un bol, bate hasta ligar tres cucharadas de aceite de sésamo, dos de salsa de soja, dos de vinagre de arroz, 1 de azúcar y media cucharadita de chile fresco picado. Si quieres añadirle un toque especial, incluye un par de cucharadas de nuez muy molida. Cuando la salsa haya ligado, la mezclas con el calabín y la cebolleta y los fideos chinos. Sirve con la pechuga cortada por encima. Puedes añadir un par de cucharadas de sésamo tostado y una pizca de semillas de amapola.

Ensalada turca de cebada y lentejas

Y de una ensalada tailandesa a otra turca. Esta receta la encontré en el libro ‘Cereales’ de Molly Brown y cuando probé a hacerla me pareció tan buena y tan fácil de hacer que creí necesario incluirla. El libro, por cierto, es una maravilla, de esos libros de cocina que merece la pena guardar en un lugar especial de tu biblioteca. Aunque podéis encontrar la receta completa en el libro, os resumo mi adaptación de esta receta sana y deliciosa que aprovecha un cereal, la cebada, del cual España es el quinto productor mundial y que, sin embargo, no se suele ver a menudo en nuestras mesas.

Ensalada turca de cebada y lentejas

Ensalada turca de cebada y lentejas

Para hacerla, en una cazuela se cubre la cebada perlada de agua fría, se lleva a ebullición y se cocina a fuego lento durante media hora. Mientras, se pocha una cebolla picada y cuando esté dorada se añade un par de dientes de ajo picados, media guindilla picada y una pizca de comino. Tras un par de minutos, se añaden lentejas cocidas,  un par de zanahorias en rodajas, dos cucharadas de concentrado de tomate, dos cucharadas de azúcar, caldo de verduras hasta cubrir y sal y pimienta. Se cuece a fuego lento hasta que las zanahorias están blandas y el líquido se ha absorbido.

En una ensaladera se mezcla esta preparación con la cebada, zumo de limón, aceite de oliva y perejil picado; se añaden unas hojas de rúcula y se rectifica de sal. Se puede preparar además una salsa de yogur y sésamo, pero si la sirves tal cual, dejándola enfriar un poco y sirviéndola como una ensalada templada, está deliciosa.

Mai Tai

“Increíblemente bueno” es el significado de la expresión tahitiana que da nombre a este explosivo cóctel. Un combinado de ron, licor de naranja y de almendra con zumo de lima y azúcar y una pizca de granadina (que le da ese aspecto de atardecer bucólico en la playa; o igual es lo que yo quiero pensar) que tiende a engañar. Se bebe fácil y sienta bien, pero una vez tomado, cuando te levantas es cuando te das verdaderamente cuenta de sus efectos.

Cóctel Mai Tai

Y al ponerme el bañador me pregunto cuándo podré ir a Hawaii…

Aunque siempre puedes rebajar el alcohol añadiendo más zumo a la mezcla, yo no lo recomiendo. El Mai Tai es un cóctel para disfrutar sin que nada te moleste. Piernas encima de la mesa, música relajante, mirada al cielo y a soñar que estamos en una playa lejana…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s