5 recetas básicas del verano

Con uno de los meses de julio más calurosos de los últimos 100 años, conviene tener en cuenta esas recetas fundamentales para sobrevivir a la canícula.

Las premisas son obvias: platos frescos, fáciles de preparar y que no incluyan mucho trabajo de cocina. Por supuesto, si se puede evitar encender cualquier fuego, mucho mejor. Admiro a la gente que, en esta época, no tiene miedo a darle caña al horno. El mío, salvo contadas excepciones, disfruta de unas plácidas vacaciones entre junio y septiembre, más o menos.

Smoothie de rúcula y piña

Un smoothie, como este de rúcula y piña, puede ser una opción perfecta

Llega el momento de explotar al máximo el frigorífico, la batidora… Y poco más. No hablo solo de smoothies, que aunque parece que la moda de estos sanos, fáciles y frescos refrigerios está en detrimento siguen siendo una muy buena opción en esta época. Gazpachos, ensaladas… Sin duda cobran gran protagonismo en estos meses, y con razón. Por ello, he pensado recopilar mis recetas básicas del verano.

Gazpacho

Protagonista de innumerables excursiones familiares y sesiones de playa (en unos termos enormes que parecían no tener fondo), el gazpacho está ligado a algunos de los mejores momentos del verano de la infancia de muchas generaciones. Lo fácil que resulta prepararlo, lo sano que es, lo fácil de transportarlo y su capacidad refrescante lo convierten en un aliado fundamental en estos días. Si un día te apetece darle un toque diferente solo tienes que añadirle alguna fruta. La sandía le va muy bien como puedes comprobar en este gazpacho de sandía y manzana, así como la cereza. Si la fruta es ácida, yo suelo sustituir parte del vinagre.

gazpacho_sandia_tomate

Salmorejo

Primo hermano del gazpacho, comentaba hace poco en esta receta de Salmorejo de cereza con guisantes y anchoa que hay pocas sensaciones gastronómicas son tan placenteras como disfrutar de un salmorejo fresquito en un día de calor. Fácil de hacer, perfecto como aperitivo o como plato principal y capaz de reutilizarse en muy diferentes combinaciones, el salmorejo es un plato perfecto para el verano, temporada en la que, además, podremos encontrar los mejores tomates, sin duda la clave de un buen salmorejo.

Salmorejo de cereza con guisantes y anchoa

Salmorejo de cereza con guisantes y anchoa

Ensaladilla rusa

Uno de mis platos favoritos del verano. En Salamanca es muy típica, como pincho, servida sobre un cuero frito se la llama “paloma” y es uno de mis mayores vicios. La ensaladilla, además, acepta muchas modificaciones, como ésta que te propongo: una ensaladilla rusa rosa. A la típica mezcla de patata, zanahoria y huevo cocidos con mayonesa le añadimos remolacha y unas hojas de verdolaga en la cocción. A la hora de mezclar todo con la mayonesa, incorporamos una cucharadita (o lo que aguantes) de chile fresco picado y por encima los tallos de la verdolaga fritos en aceite muy caliente, hasta que queden churruscados y con un punto crujiente.

Ensaladilla rusa rosa

Ensaladilla rusa rosa

Crema fría de puerro, coco y jengibre

La crema de puerro o vichysoisse es un plato que se puede comer en cualquier momento pero que, al ser fría, es para mí ideal para el verano. Además puedes darle un toque diferente con coco rallado (para dos personas, yo echo un par de cucharadas pero te recomiendo que vayas probando a tu gusto) y una cucharadita de jengibre fresco picado (yo utilizo el de Gourmet Garden, que para estas cosas viene muy bien). Tan solo tienes que rehogar en una nuez de mantequilla tres puerros (solo la parte blanca) y un par de patatas pequeñas en trozos, salpimentar, cocerlas en caldo de verduras durante 30-40 minutos, añadir leche o nata (yo suelo preferir lo primero para que quede más ligera), el coco y el jengibre. Esperamos a que dé un hervor y dejamos enfriar. ¡Fresco y delicioso!

Crema fría de puerro con coco y jengibre

Crema fría de puerro con coco y jengibre

 Ensalada

Pero si hay un plato estrella en el verano, este es, sin duda, la ensalada. Miles de combinaciones, cada cual con sus verduras favoritas y añadiendo lo que más te apetezca: puede ser una fruta, un fruto seco o una salsa al gusto (aunque para mí, donde esté una buena vinagreta…). ¡Y lo fáciles y cómodas que resultan! Como esta mini-receta: cortar un par de tomates rosas, medio pepino y un poco de un buen queso de cabra. Mezclarlo bien. Preparar una vinagreta de albahaca: en un frasco mezclamos aceite y vinagre (el triple de aceite que de vinagre), sal, pimienta y una cucharadita de albahaca fresca muy picada (para estos casos, nada como la de Gourmet Garden). Cerramos el frasco y agitamos bien hasta que emulsione. Añadimos a la ensalada, mezclamos y, ¡listo! Podemos añadir una pizca de albahaca seca para terminar, que ayudará a darle más aroma. En 5 minutos tendrás una ensalada deliciosa y sana.

ensalada de tomate rosa

Fácil, rápico, sano, rico… ¡Para qué quieres más!

Y tú, ¿cuáles son tus recetas básicas para el verano?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s