3 recetas para celebrar un anti San Valentín

No sé a vosotros, pero a mí, cuando se acerca San Valentín, me suele entrar un hastío descomunal.

Que sí, que el romanticismo está bien, que el amor es muy bonito y todo lo que queráis, pero ¿no resulta empalagoso tanto mensaje ñoño, tanta invitación al regalo salvaje, tantos menús para parejas, osos de un metro de altura, decoraciones acarameladas y cajas de bombones con forma de corazón? Que, por cierto, para tener forma de corazón de verdad, deberían parecerse más a un puño…

Al final, parece como si todo el mundo perdiese la cabeza y se buscase el menú, el regalo o el gesto más absurdamente grande que se pueda tener. Por no hablar de todos aquellos que, estando solteros, deben ver toda esta parafernalia como un caso extremo de locura colectiva. Como si fuesen los únicos vivos en un apocalipsis zombi… Con caminantes vestidos de rojo y con corazoncitos.

Existe esa especie de presión para celebrar San Valentín, so pena de no ser considerado romántico si no caes en esta locura. Así que decidí que hoy os propondría un menú anti San Valentín. Tres recetas fáciles, ricas y que no son nada recomendables para una cita romántica; pero aun así están deliciosas e incluso agradecerás tener toda esta comida solo para ti. Y que se quede Cupido con los bombones.

Brocheta de merluza y fresa con salsa de piña y papaya

Cuando cenas solo puedes comer sin temor a mancharte los dedos. Y eso implica que puedes disfrutar de ese placer ordinario de comer con los dedos.

Ingredientes: Lomo de merluza, tomates cherry, fresas, un cuarto de papaya, jengibre fresco picado, medio vaso de zumo de piña, un yogur, sal, pimienta y aceite. Preparación: Cortamos en trozos la merluza, los salpimentamos y pasamos por la plancha o en una sartén con una gota de aceite. Cortamos las fresas en cuatro trozos y montamos nuestras brochetas alternando el pescado, los tomates y la fresa. Preparamos la salsa triturando la papaya con el zumo de piña y mezclando después con el yogur y el jengibre (yo utilizo el de Gourmet Garden, que para este tipo de recetas viene de maravilla). Podemos añadir una pizca de albahaca fresca picada al final.

Brochetas de merluza y de anguila con fresas y salsa de piña y papaya

Chuparse los dedos después de comer no es un gesto muy apropiado en la mayoría de cenas de San Valentín

Siguiendo los mismos pasos, o similares, puedes hacer unas brochetas de carne o de anguila. La mezcla de estos sabores con el ácido y el dulce de las frutas a mí, personalmente, me gusta mucho.

brochetas de carne y pescado

Carne, pescado y fruta; en la variedad está el gusto

Chile con carne

No hay nada más peligroso, en cuestiones de citas y romanticismo, que el picante. Y es que es difícil resultar atractivo y encantador mientras te arde la boca y te caen lagrimones de los ojos. ¡Pero está tan bueno! Así que disfrutar del chile en sus diversas variantes, como este plato de cocina tex mex, es un placer excepcional en una noche de San Valentín a solas. Puedes llorar a gusto, blasfemar, beber agua sin moderación ninguna y, en definitiva, disfrutar de un plato picante en condiciones sin el miedo a perder las formas.

Ingredientes: carne de ternera (yo escogí morcillo y costilla, aunque aquí la llamamos churrasco; así tienes una mezcla de carne con diferente textura pero ambas perfectas para este plato), caldo de verduras, 1 cebolla bien picada, 3 dientes de ajo picados, 100 gr. de chiles chipotles en adobo, 100 gr. de jalapeños, chile fresco en pasta (como el de Gourmet Garden), comino, orégano, cilantro fresco, 1 cerveza, sal y aceite de oliva. Preparación: tostamos los jalapeños en una sartén durante un par de minutos, presionándolos un poco para que suelten su jugo. Los retiramos y los pasamos a un bol cubierto con agua muy caliente donde lo dejamos durante unos 20 minutos. En la misma sartén con un chorrito de aceite de oliva, marcamos la carne previamente salpimentada y la reservamos. Añadimos la cebolla y el ajo, salpimentamos y dejamos pochar, incorporamos una cucharada de comino, 2 de orégano y los chipotles, cortados. Dejamos que ligue todo durante un par de minutos y volvemos a introducir la carne junto con la cerveza. Reducimos el alcohol y añadimos una cucharada de chile, los jalapeños y caldo, hasta cubrir. Cocemos a fuego lento hasta que el líquido reduce y la carne quede tierna (puedes añadir más caldo si lo necesitas) e incorporamos una cucharada de cilantro fresco, picado. Para servir, puedes añadir una pizca de cebolla morada, totopos, crema agria y unas hojas de cilantro. La crema agria contrarresta los efectos del picante. Ah, y la cantidad de chile es la que considero perfecta para mí, pero si te ves capaz de aguantar más… Por último, es recomendable prepararlo el día anterior, aguanta perfectamente y hay quien dice que está incluso más rico.

Chile con carne

El picante y las primeras citas no se llevan bien

Red Hot Ginger

En vez de postre, puedes redondear la noche pimplándote un cóctel en condiciones, como esta pelirroja explosiva que se me ocurrió el otro día (también vale pelirrojo explosivo, claro, según los gustos). Como casi todos los cócteles, al menos los buenos, es peligroso; corres el riesgo de tomarte unos cuantos y no darte cuenta del alcohol que lleva hasta que te levantas de la silla. Por otro lado, puede ser una buena forma de irse calentito a la cama sin necesidad de compañía, solo esta pelirroja explosiva.

Ingredientes: 2 cucharaditas de jengibre fresco picado, media medida de zumo de mandarina, el zumo de una naranja, 2 medidas de honey bourbon, zumo de granadina, hielo. Preparación: en una coctelera, mezclamos el jengibre, los zumos de mandarina y naranja y el bourbon. Añadimos 4-5 cubitos de hielo y agitamos bien. Servimos y añadimos media medida de granadina. Decoramos con piel de naranja y disfrutamos.

cóctel pelirroja explosiva

Nada mejor que acabar la noche con una Pelirroja explosiva entre las manos

Y si todavía te quedan ganas, puedes hincharte a bombones, trufas, copas de cava y lo que quieras. Porque lo mejor de cenar solo en San Valentín es que no hay nadie para mirarte. Puedes, incluso, aprovechar para ponerte ese discazo de My Bloody Valentine que es ‘Loveless’ y disfrutar de las ensoñaciones guitarreras de temas como ‘Sometimes’.

4 comentarios en “3 recetas para celebrar un anti San Valentín

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Y el tema no es que sea un día, es que hace ya más de una semana que no veo más que corazones rosas: en galletas, en bombones… hasta en pizza. Un poco cansino el tema.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s