Lumaconi rellenos de mejillones

Estoy muy enganchado a este tipo de pasta. Y es que, además de fácil, te permite preparar en un momento unos platazos de escándalo.

Los lumaconi, a los que en Cataluña se llama galets, ofrecen un sinfín de posibilidades. No solo porque su forma permita que los rellenes con lo que más rabia te dé, sino además porque admite muchas salsas e incluso caldos para acompañarlos. Quedan de vicio, son fáciles y rápidos de preparar (solo tienes que tener en cuenta el tiempo que tarda en enfriarse la pasta una vez cocida para poder rellenarla) y

Ingredientes (para 2 personas)

10 lumaconi

10 mejillones en escabeche

1 diente de ajo

Tomate triturado

Media cucharadita de chile fresco, picado

Sal

Lo primero de todo es cocer los lumaconi en agua hirviendo con una pizca de sal. Suele tardar unos 12-14 minutos, pero yo prefiero cortar la cocción un par de minutos antes para, de esta forma, evitar que estén muy cocidos y que se rompan más fácilmente al manejarlos y rellenarlos. Además les doy un último calentón con la salsa al final, con lo que me aseguro que queden al dente. Una vez cocidos y escurridos, los dejamos enfriar.

Hacemos un majado con el ajo y le añadimos el chile, mezclamos bien. En la misma cazuela de la cocción de la pasta (más que nada por no ensuciar más, que luego toca fregar), calentamos un par de cucharadas del escabeche de los mejillones, añadimos el majado y tomate triturado. La cantidad depende de cómo te guste la salsa; hay gente a la que le gusta que la pasta nade en ella. Yo, personalmente, prefiero que tenga lo justo para que impregne la pasta y una pizca más para añadir por encima, pero para gustos, los colores (y los sabores). Ligamos bien la salsa, calentando a fuego bajo y removiendo de vez en cuando, durante unos 10 minutos.

Rellenamos los lumaconi con los mejillones y, con cuidado, los añadimos a la cazuela. Mezclamos con cuidado y emplatamos, con la salsa que nos quede por encima (y, en este caso, unos canónigos).

lumaconi rellenos de mejillones con salsa de tomate

Lumaconi rellenos de mejillones con salsa de tomate

La recomendación del chef

No puedo evitar el chiste fácil: supongo que todos los hipsters italianos llevan gafas de pasta (#mátamecamión). Más allá de chistes malos y etiquetas, más allá de gustos y aficiones, incluso un poquito más allá, está esta canción que descubrí hace poco de Brunori Sas, ‘Come stai’. Una canción y un vídeo que me encanta. Y prometo buscar música que no sea italiana para el próximo plato de pasta y evitar los chistes malos. Aunque sé que no lo podré cumplir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s