Menestra marciana

Como se puede comprobar en la foto, hoy os traigo una menestra un tanto particular que, sin embargo, es facilísima y no se tarda nada en preparar.

La menestra es, básicamente, un guiso de verduras. Hasta ahí, creo, todos estaremos de acuerdo. Pero a partir de ahí, la menestra abre un amplio abanico de posibilidades, tanto en lo referente a los productos utilizados como a la forma de prepararlos.

A mí, por ejemplo, me gusta freír ligeramente con una cucharada de aceite las verduras antes de cocerlas; creo que luego quedan con una textura mejor. Hay gente que las reboza y hasta gente que compra la menestra congelada y la descongela en el microondas (por ejemplo, yo al poco de independizarme, que no tenía ni idea).

Ayer se me ocurrió hacer esta variación con una remolacha y la verdad es que quedó francamente rica. Tiene algunos añadidos extra, como el caldo miso, que le dio un puntito muy rico. Para ello utilicé una pasta a la que se añade agua hirviendo; un remedio no solo útil sino práctico si vives en una ciudad donde comprar ciertos productos puede ser una odisea.

Cuando la publiqué en Instagram parece que gustó y, como me pidieron la receta, aquí está. Entonces la llamé Menestra Gangnam Style, por aquello de los toques asiáticos y lo peculiar de su aspecto (y porque se me va la pinza, a veces), pero hoy mirándola mejor me di cuenta de que tiene más aspecto de marciana que otra cosa.

Ingredientes (para 2 personas)

Media cebolla

1 patata

1 remolacha

2 zanahorias

1 diente de ajo

Unas hojas de hierbabuena

Pasta de sopa miso

Queso fresco, cortado en dados

Un puñado de grosellas

1 cucharada de aceite

Sal

Comenzamos picando todo: el ajo, en láminas, la cebolla, muy fina, la patata en trozos, la zanahoria, en rodajas, y la remolacha, en tiras (como si de patatas paja se tratase).

Además picamos la hierbabuena fina y la dejamos en dos montones iguales. Esto es para incluir la mitad en la cocción y añadir la otra mitad al final, de manera que mantenga su color.

Comenzamos friendo ligeramente las verduras con muy poco aceite: el ajo, la cebolla hasta que quede casi pochada y el resto después, dándole un fuego vivo durante un par de minutos. Añadimos agua hasta cubrir y dejamos que rompa a hervir. Entonces añadimos sal al gusto y la hierbabuena. Dejamos a fuego medio durante aproximadamente 20 minutos.

Entonces volvemos a subir el fuego y cuando vuelva a hervir, añadimos la pasta de sopa miso y dejamos que se disuelva, suele llevar un par de minutos.

En el plato, colocamos los dados de queso fresco y las grosellas y servimos por encima la menestra. Añadimos la hierbabuena picada que reservamos y a disfrutar.

Menestra marciana

Menestra marciana, que no murciana

La recomendación del chef

Una menestra marciana no se merece menos que a uno de los artistas más marcianos del panorama musical, David Bowie, y uno de sus temas que más me gustan. Y que, inevitablemente, me hace plantear si habrá vida inteligente en Marte. Porque aquí…

2 comentarios en “Menestra marciana

  1. Muero con David y muero con esta receta. La pienso hacer 🙂 Besotes y gracias por esta idea tan rica Alberto. Ah! Felices fiestas Navideñas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s