Sopa de udon, pollo y shiitake

Esta sopa de toques asiáticos te ayudará a entrar en calor y además te sentará de maravilla.

Con el frío que hizo la semana pasada, pensé que ya había llegado el tiempo de las sopas y cremas. Pero, vistas las temperaturas que hemos tenido últimamente, parece que se ha pospuesto.

Aun así, no me resisto a compartir esta receta con vosotros, porque está buenísima. Un caldo rico, diferente, con un puntito cítrico que aportan la hierba limón, la lima y el jengibre y con condumio. Porque los caldos con condumio son al frío lo mismo que las mantas de lana.

Ingredientes

2 pechugas de pollo

300 gr. de udon fresco

150 gr. de shiitake

500 ml. de caldo de pollo

3 chalotas

3 cucharaditas de azúcar moreno

1 cucharada de hierba limón

1 cucharada de albahaca fresca picada

1 cucharadita de jengibre fresco

1 cucharadita de chile fresco

Media lima

Sal y pimienta

Salsa de soja

Aceite de sésamo

Comenzamos pelando y cortando en aros las chalotas, que reservamos, así como las setas, que cortaremos en cuartos y también reservaremos.

Por otra parte, en una cazuela calentamos un chorro de aceite de sésamo y tras salpimentar las pechugas, las freímos, un par de minutos por cada lado. Las retiramos y las colocamos en un plato con papel de cocina.

En ese mismo aceite añadimos las chalotas picadas con una pizca de sal y dejamos que se ablanden. Entonces añadimos la hierba limón y el jengibre y mezclamos bien. Incorporamos el caldo de pollo y subimos el fuego hasta que hierva, lo bajamos entonces a fuego medio y añadimos las setas. Por otra parte, cuece el udon en agua con sal durante unos tres minutos, refresca con agua fría y deja escurrir.

Corta el pollo en trozos pequeños (yo corto las pechugas a lo largo la mitad y después cada mitad en lonchas de más o menos un centímetro cada una) y cuando las setas lleven unos cinco minutos de cocción, lo incorporas al caldo, junto con el udon. Cuando el pollo esté hecho, añade la albahaca, el chile fresco, el zumo de media lima y salsa de soja al gusto.

Para servir, te recomiendo que empieces repartiendo el condumio primero y después vayas rellenando con caldo. Lo puedes comer con cuchara o lanzarte a probar con los palillos (que no es tan difícil como puede parecer, aunque tendrás que obviar unas cuantas normas occidentales de educación en la mesa).

Sopa de udon, pollo y shiitake

La recomendación del chef

Los Pizzicato Five eran hipsters cuando la mayoría de estos todavía llevaban pañales. Sus canciones eran cool, su ropa, también, su forma de bailar, ni que decir tiene. Así que si con esta sopa no consigues entrar en calor, puede ser buena idea echarse un baile con una de las canciones más conocidas del grupo japonés, tan modernos ellos que ni siquiera eran un quinteto, a pesar del nombre.

4 comentarios en “Sopa de udon, pollo y shiitake

  1. Ohhhhh, tres de mis ingredientes orientales favoritos… ¡Me-re-la-mo! 🙂

  2. […] el frío, nada como una buena sopa. Por ejemplo, esta sopa de udon, pollo y shiitake, con un toque oriental delicioso. Quizá aquí no tenemos tanta costumbre de comer las setas […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s