Risotto de pollo y manzana

El risotto es uno de esos platos con mucha controversia: lo hagas como lo hagas, siempre habrá alguien que te diga que no se hace así y que no tienes ni idea. Para eso es bueno ser un novato y realmente no tener ni idea: te permite hacer un risotto como te da la gana. Entre otras cosas.

Aun así, el otro día, camino del trabajo, mi compañera Yuyi vino a pedirme una receta de risotto; andaba con ganas de hacerlo y buscaba receta. Yo le prometí que le pasaría una receta, que aquí está. No es la receta típica, aunque creo que se le parece bastante, y se le podrá poner muchas pegas, pero está delicioso.

Ingredientes

Arroz (mejor si es especial para risotto, yo utilizo el arborio; unos 100 gr. por persona)

Pechuga de pollo (también unos 100 gr. por persona)

Un cuarto de cebolla roja

Una manzana roja

Medio vaso de vino blanco

Caldo (de verduras o de pollo; como siempre, si es casero, mejor)

Parmesano rallado

Sal y pimienta

Mantequilla

Picamos la cebolla muy fina, las pechugas de pollo en tiras y la manzana la lavamos y la picamos en trocitos, que no sean muy grandes pero tampoco minúsculos.

Fundimos la mantequilla (algo menos de una nuez) en una cazuela a fuego medio e incorporamos la cebolla. Cuando empiece a estar brillante y transparente, añadimos el pollo y mezclamos bien. Dejamos que se haga el pollo e incorporamos la manzana y el arroz.

Mezclamos bien para que se empape todo de la mantequilla y lo dejamos un par de minutos escasos. Añadimos entonces el vino blanco y dejamos que reduzca. En realidad, yo para esta receta utilicé licor de manzana y le dio un sabor muy rico, lo recomiendo. Pero también puedes utilizar vino blanco o incluso vermú, muy recomendable también.

Añadimos caldo (que deberás calentar previamente) hasta cubrir y dejamos que cueza el arroz. Es importante remover de vez en cuando por dos razones: para que el arroz se haga de forma uniforme y para evitar que el arroz se pegue. Al risotto, en cuanto se pega el arroz le da un sabor a tostado muy desagradable; esto unos amigos míos lo saben bien 😉

Cuando empiece a hervir, añade una pizca de sal y deja cocer. Tardará aproximadamente 20 minutos, pero lo mejor es que lo vayas probando. También será significativo el caldo: verás como el arroz se lo chupa entero. Entonces añade unas raspitas de mantequilla (muy poca) y parmesano rallado. Yo le echo aproximadamente dos cucharadas de parmesano. Mezclamos bien, retiramos del fuego y tapamos. Lo dejamos reposar un par de minutos y servimos, con un poco de pimienta negra molida por encima.

Risotto de pollo y manzana

Emplatado con un molde de aro y canónigos

La recomendación del chef

Rematar una receta italiana perpetrada por un español con una canción napolitana que habla de italianos que pretenden ser americanos… A veces no sé hasta qué punto todo es impostura en este mundo y, de ser así, qué lugar nos queda a los que no tenemos ni idea, a los que solo queremos disfrutar y aprender. Quizá, el mismo que a unos americanos que cantan en italiano una canción sobre italianos que pretenden ser americanos. Creo que me he liado. Ok napolitan!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s