Un buen chorro de optimismo y venganza, al gusto

Permitidme que hoy me aleje, solo un poquito, de la tónica general de este blog.

Y es que no todo va a ser alimentar el cuerpo. También, de vez en cuando, conviene alimentar el espíritu. Para ello os propongo uno de los últimos libros que he leído, La cocinera de Himmler, de Franz-Olivier Giesbert.

Narra la historia de Rose, una anciana superviviente de las mayores atrocidades cometidas por los seres humanos durante el siglo XX (el genocidio armenio, el estalinismo, el nazismo, el maoísmo) que comienza a sus 105 años la escritura de los momentos más cruciales de su vida. Una vida en la que se ha cruzado con algunos de los más tristes protagonistas de la historia del tormentoso siglo y a los que Rose dará de comer mientras, con paciencia y cuidado, como alguno de los maravillosos postres que preparar, concibe algunas de sus venganzas.

La cocinera de Himmler

“Somos lo que comemos. Por eso debemos comer amor, cocina de amor”

En las páginas de los cuadernos que rellena con retazos de su vida podremos conocer algunos de sus momentos más felices y sus mayores tragedias. Su pasión por vivir, su optimismo rampante y un agudo sentido de la venganza son los ingredientes principales de este libro más que recomendable. Además, sus poco más de 300 páginas incluyen cuatro recetas (de platos que aparecen en el libro) con muy buena pinta.

La cocinera de Himmler, un libro que reconozco que compré por casualidad, ya que me llamó la atención mientras esperaba el embarque en un avión y decidí comprarlo sin saber absolutamente nada de él, es una lectura muy entretenida. Uno de esos libros que, casi sin haberte dado cuenta, te has merendado. Si a tu padre le gusta la literatura y la cocina, sin duda éste puede ser una buena idea para un regalo del Día del Padre.

La cocinera de Himmler

Franz-Olivier Giesbert fue corresponsal de L’Express en Estados Unidos y trabajó en Le Nouvel Observateur y Le Figaro. Actualmente dirige el prestigioso semanario Le Point. Ha escrito numerosas novelas, entre las que destacan L’Affreux (Gran Premio de Novela de la Academia Francesa, 1992), La Souille (Premio Interallié, 1995), L’Immortel (2007, adaptada al cine por Richard Berry) y Un très grand amour (Premio Duménil, 2010).

La cocinera de Himmler ha tenido un gran éxito de ventas y crítica en Francia. Además de su faceta como novelista, destaca como autor de diferentes ensayos políticos sobre Jacques Chirac, François Mitterrand o Nicolas Sarkozy.

Decía Emma Lempereur que la felicidad no puede contarse. Es como una tarta de manzana, se come hasta la última miga que hay en el mantel y después se lame el zumo dorado que mancha los dedos.

4 comentarios en “Un buen chorro de optimismo y venganza, al gusto

  1. Tomo nota de tu recomendación. Tiene muy buena pinta el libro por lo que cuentas. Lo voy a leer seguro!

  2. Ya he hecho el encargo y seguro que lo tendré esta noche, tiene muy buena pinta. Me han encantado las frases “Somos lo que comemos. Por eso debemos comer amor, cocina de amor” y la última de la entrada. Buen día y gracias por la recomendación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s