Un toque oriental en tu mesa

Hoy os propongo un viaje gastronómico sin moverse de la silla… Bueno, sí, acercándonos a la cocina, claro.

El planteamiento era muy sencillo: coger tres productos accesibles (carrilleras de cerdo, pechugas de pollo y lombarda) y darles un toque oriental. Con alguna consulta a libros de cocina, un poco de imaginación y sobre todo con la ayuda de las hierbas y especias Gourmet Garden (como veréis, el uso de su jengibre y su chile, frescos y listos para utilizar, ha sido fundamental en las recetas) he conseguido darle un toque oriental a estos productos. Creo que es una buena manera de darle un giro a un plato. No sé si a vosotros os pasa, pero a veces uno se puede cansar de cocinar algo de cierta manera “porque siempre se ha hecho así”. En este sentido, creo que es un buen ejercicio intentar pensar cómo lo harían en una cultura gastronómica diferente.

Así que hoy, en resumen, te traigo tres recetas a las que, con una combinación de especias frescas y naturales, hemos dado un aire oriental.

Carrilleras caramelizadas

Un producto tan español como las carrilleras (que me encantan) pueden recibir una influencia de la cocina tailandesa que dé como resultado este estupendo plato viajero.

Ingredientes

2 carrilleras de cerdo

1 cucharada de chile Gourmet Garden

1 cucharada de jengibre fresco Gourmet Garden

2 cucharadas de salsa de pescado

1 cucharada de anís estrellado molido

Media lima

Salsa de soja

Azúcar

Sal

Pimienta

Aceite de oliva

Si fuera necesario (hay veces que es realmente necesario), retiramos las telillas de grasa exterior que puedan tener las carrilleras, las troceamos a un tamaño aproximado de un bocado y las añadimos a una cazuela en la que previamente hemos calentado aceite de oliva. Removemos y añadimos una pizca de sal y pimienta molida. Cuando empiecen a dorarse añadimos medio vaso de vino blanco y las dejamos a fuego medio hasta que reduzca el alcohol. Reservamos.

Por otra parte, mezclamos en un bol el zumo de media lima, la salsa de pescado, el chile, el jengibre, el anís estrellado, media taza de salsa de soja y otra media de azúcar. Colocamos la mezcla en una sartén honda y cocemos hasta que la mezcla espese.

Incorporamos las carrilleras con su jugo a la sartén para que se haga hasta que esté tierna. Servimos la carne acompañada con una ensalada.

Carrilleras caramelizadas

Lombarda con jengibre y albioli

Este plato le da a una verdura como la lombarda un toque diferente aplicándole una preparación típica de la col china. Y para darle un puntito extra, le añadimos una lactonesa con ajo y albahaca que he llamado albioli. La principal ventaja de la lactonesa sobre la mayonesa es que no tiene gluten, un detalle que en ocasiones nos puede venir bien.

Ingredientes

Una lombarda

4 cucharadas de aceite de sésamo

Medio vaso de leche entera a temperatura ambiente

1 vaso de aceite de girasol

1 chorrito de vinagre de sidra

Sal

Y por supuesto nuestra selección de especias Gourmet Garden: una cucharada sopera de jengibre, media de ajo picado y media de albahaca

Vamos a separar las hojas de la lombarda y a lavarlas bien. Entonces, las cortamos en tiras, más o menos del mismo tamaño.

En una sartén calentamos el aceite de sésamo y añadimos la lombarda. Incorporamos el jengibre, mezclamos bien y añadimos medio vaso de agua y una pizca de sal. Subimos a fuego alto, tapamos y lo dejamos unos 5 minutos, hasta que la lombarda esté tierna.

¿Y qué es eso del albioli? Pues ni más ni menos una lactonesa (mayonesa sin huevo) que lleva ajo y albahaca y con la que vamos a acompañar nuestra lombarda: en el vaso de la batidora ponemos primero la leche, añadimos el aceite (que no debe mezclarse con la leche) y sal. Metemos la batidora hasta el fondo y empezamos a batir suavemente sin mover del fondo la batidora. Solo cuando el fondo empiece a emulsionar levantaremos poco a poco la batidora. Añadimos el vinagre, el ajo y la albahaca y batimos bien hasta que quede todo bien emulsionado y ligado.

Servimos la lombarda con la salsa “albioli” por encima. Podemos decorar con un poco de cebollino picado.

lombarda con jengibre y albioli

Pollo especiado al estilo oriental

Para los paladares más aventureros propongo este pollo que recibe diversas influencias orientales. Una combinación de hierbas frescas Gourmet Garden con el condimento japonés Shichimi Togarashi (una mezcla de diversos productos como piel seca de mandarina, semilla de amapola o de sésamo, entre otros) nos proporcionará un adobo francamente potente.

Ingredientes

700 gr. de pechuga de pollo

Media col china

Brotes de soja (al gusto)

2 cebolletas

Media cucharada sopera de jengibre fresco Gourmet Garden

Media cucharada sopera de ajo picado Gourmet Garden

1 cucharadita de chile Gourmet Garden

1 cucharadita de cilantro fresco Gourmet Garden

1 cucharadita de Shichimi Togarashi (condimento japonés)

1 lima

Salsa de soja

2 cucharadas de aceite de sésamo

Sal

Mezclamos en un bol grande el ajo, el jengibre, el shichimi togarashi, la ralladura y el zumo de una lima y una cucharada de salsa de soja. Cortamos las pechugas en tiras, las añadimos a este adobo y las dejamos en el frigorífico durante un par de horas.

En una sartén calentamos una cucharada de aceite de sésamo y vamos salteando poco a poco el pollo hasta que esté dorado. Reservamos.

En la misma sartén calentamos el resto del aceite de sésamo y salteamos la col china con los brotes de soja y las cebolletas bien picadas.

Volvemos a incorporar el pollo a la sartén junto con el cilantro y salsa de soja (al gusto). Removemos para que se mezcle bien y servimos. Podemos decorar con unas hojas de cilantro frescas.

Pollo especiado al estilo oriental

¿Qué te parecen? Como mínimo, es una buena forma de impresionar en tu casa; si no dices nada será toda una sorpresa comer una verdura o un plato de carne muy habitual con este giro viajero 😉

¿Y tú? ¿Tienes alguna receta que hayas adaptado a otra cultura gastrónomica?

4 comentarios en “Un toque oriental en tu mesa

  1. Podría comer este tipo de platos cada día… Ñam ñam 🙂

  2. Me encanta la cocina oriental! No me gusta la lombarda, pero tengo muchas ganas de probar esa receta con otra cosa

    • Me alegro, Fernando. No te creas, a mí tampoco me hacía mucha gracia la lombarda y hecha así sí que me ha gustado… Todo es probar 😉
      ¡Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s