Menú navideño con aires escandinavos

En un día como hoy hay dos cosas que nunca faltan: gente diciendo que no vuelve a jugar al ‘Gordo’ de Navidad y menús navideños en los blogs de cocina. Y yo no iba a ser menos.

En mi caso, quería hacer algo especial, algo distinto. La idea era ofrecer un menú que hasta alguien con poca idea de cocina, como yo, pudiese pergeñar en casa (aunque un poco de ayuda nunca está de más). En este sentido, quería además que fuesen platos que no llevasen muchas complicaciones. Las cenas de Navidad, creo yo, son para eso, para cenar juntos, no para que una persona esté en la cocina a mil cosas. Además quería que fuese una cena no muy pesada, porque no sé vosotros, pero yo acabo tras las típicas cenas de Navidad como una pelota (se juntan dos elementos estratégicos: mucha comida y esas madres que, aunque les digas que ya tienes bastante, van a seguir echándote comida en el plato, que estás muy delgado, niño).

La cuestión es que me puse a pensar opciones y, no sé cómo, acabé con una serie de platos de cocina escandinava que he adaptado un poco a mí gusto. Son platos distintos que pueden darle a la tradicional cena navideña un puntito diferente, con la ventaja añadida de que, a mí por lo menos, no me resultan tan pesados como un pavo relleno de 3 kilos, y se preparan muy fácilmente y en poco tiempo.

Para empezar, os ofrezco una sopa de salmón y patata, versión de la tradicional laxsoppa sueca. Es un primer plato contundente, por lo que recomiendo raciones no muy grandes. Lo pensé como un sustituto del tradicional consomé o sopa de pescado. Entra muy bien y el eneldo, al utilizar el fresco que distribuye Gourmet Garden, le da un toque muy aromático y un sabor muy potente.

Como segundo plato pensé en una receta de bacalao con manzana que al final fue pura invención mía. Al parecer, es bastante tradicional comer o cenar bacalao en Noruega en estas fechas, y no me extraña: reconozco que el bacalao es uno de mis pescados favoritos por su sabor y por su versatilidad. Además, si se acerca uno al mercado y compara precios con, por ejemplo, el besugo, la diferencia es bastante atractiva… Y un bacalao bien hecho, sencillo como en este caso, me parece un plato excepcional.

Por último, no podía faltar el postre para lo que me apetecía algo ligero y refrescante. Opté por adaptar una macedonia de frutas (frugtsalat) con crema danesa. Es muy fácil y lo puedes preparar por la tarde y dejarlo en el frigorífico hasta la hora de servirlo. No es muy pesado y además puedes utilizar las frutas que tengas más a mano.

Y dicho esto, vamos con las recetas.

Sopa de salmón y patata o laxsoppa

Ingredientes (para 4 personas)

Un filete de salmón (más o menos medio kilo)

200 ml. de nata líquida

4 patatas

2 cebollas

Pimienta negra

Pimienta blanca

Dos cucharadas de postre de eneldo fresco

50 gr. de mantequilla

Sal

Comenzamos pelando las patatas y cortándolas en dados, más o menos del tamaño de un bocado, y picas bien las cebollas. Pones a calentar una cazuela con algo más de un litro de agua, sal, una pizca de pimienta negra y blanca, las cebollas y las patatas.

laxsoppa

Lo dejamos hervir durante unos 15 minutos. Mientras, troceamos el salmón también en pedazos más o menos del tamaño de un bocado. Pasados los 15 minutos de cocción incorporamos a la cazuela el salmón, mezclamos bien y añadimos la nata líquida y el eneldo fresco picado.

laxsoppa

Lo dejamos hervir unos cinco minutos más y, justo antes de servir, añadimos la mantequilla en trozos y mezclamos para que quede bien ligado.

laxsoppa

Bacalao con manzana

Ingredientes (para 4 personas)

Un lomo de bacalao, limpio pero con piel (y algún descarte: espinas, cola…)

Tomates cherry (2 por persona)

2 manzanas reinetas

4-5 dientes de ajo

Romero

Cilantro fresco

Aceite de oliva

Sal y pimienta

Vino blanco

Licor de manzana

Comenzamos haciendo una infusión de romero que llevaremos a ebullición y mezclaremos con dos cucharadas de aceite de oliva. En esta mezcla sumergiremos los tomates cherry, y ahí los dejaremos de momento.

Por otra parte, vamos a pelar y cortar las reinetas por la mitad. Con una mandolina separamos un par de láminas por persona. Les quitamos cualquier resto de semilla y las dejamos en un plato cubiertas con licor de manzana.

Con los descartes del pescado hacemos un caldo rápido hirviéndolos en agua con un poco de cilantro, no mucha agua porque necesitaremos solo un poco. También podemos hacer un caldo como dios manda, guardar lo que necesitemos y el resto congelarlo.

La reineta restante la vamos a picar todo lo fina que podamos. Pelamos los dientes de ajo y hacemos unas láminas gruesas, que echaremos en una cazuela con aceite caliente. Dejamos el ajo lo justito para que se dore y lo reservamos. Entonces añadimos un chorrito de vino blanco y, cuando se evapore el alcohol, añadimos ese caldo rápido de pescado que hemos preparado. Lo llevamos a ebullición y lo dejamos a fuego medio hasta que la manzana esté prácticamente deshecha. Colamos y mantenemos caliente.

Ahora es cuando recuperamos los tomatitos que habíamos reservado. Los pasamos por agua hirviendo hasta que empiece a quitársele la piel. Entonces los sacamos y pelamos y volverlos a sumergirlos, pero esta vez en la mezcla de infusión de romero y aceite en los que habían estado sumergidos, tras llevarla a ebullición. Con 30 segundos será bastante. La idea es que el tomate cherry absorba todo el aroma  y el sabor de la mezcla aceite/romero.

tomates cherry

Sólo nos queda salpimentar el bacalao (cortado en filetes) y pasarlos por la sartén hasta que se doren (empezamos por el lado de la piel hacia abajo).

bacalao

Para emplatar, servimos un poco de la salsa y colocamos encima el bacalao. Las láminas de manzana las apoyamos sobre el bacalao y las caramelizamos ligeramente con un poco de azúcar y soplete (otra opción es pasarlas por la sartén).

Servimos los tomatitos cherry y podemos decorar con unas hojas de cilantro y la ramita picada, así como con unos germinados.

bacalao con manzana reineta

Ensalada de frutas con crema danesa o frugtsalat

Ingredientes (para 4 personas)

Fruta variada (en este caso he utilizado kiwis, manzanas, peras, naranjas y plátanos)

2 yemas de huevo

150 ml. de nata para montar

50 gr. de azúcar blanco

2 cucharadas de postre de jengibre fresco

Preparamos la crema danesa, para ello, batimos bien las yemas de huevo con el azúcar hasta que parezca una masa con un color entre amarillento y blanquecino.

Por otro lado, montamos la nata y, cuando esté, incorporamos la masa que hemos preparado y el jengibre fresco (como siempre, de Gourmet Garden, que me encanta). Mezclamos bien.

Ya solo queda pelar y trocear la fruta que hayamos elegido, servirla (yo utilicé copas de vermú para darle un toque más festivo) y añadir por encima la crema danesa. Para decorar, puedes espolvorear un poco de canela por encima y añadir una galleta (de chocolate con leche y chocolate blanco en mi caso).

frugtsalat

Espero que estas ideas te ayuden si todavía andas buscando menú navideño. Creo que pueden ser ideas originales para una cena navideña diferente.

Ya solo queda desearos unas muy felices fiestas, que disfrutéis de estos días y muchas gracias por estar ahí, al otro lado de esta pantalla, un año más.

Smaklig måltid!

3 comentarios en “Menú navideño con aires escandinavos

  1. Ummm, ¿y sólo pueden prepararse en Navidad? 😉

  2. […] el menú de navidad del año pasado incluí esta sopa de origen sueco. Un plato contundente, que invita a entrar en calor y a […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s