75.000 croquetas al año en Brisbane, Australia

Es el número aproximado de croquetas que el Ortiga sirvió el último año en su local del moderno Fortitude Valley de Brisbane (Queensland, Australia).

La reseña de este restaurante y bar de tapas australiano era una tarea pendiente desde mayo. Os preguntaréis, como nos lo preguntó Marco, quien nos atendió muy amablemente en nuestra visita, qué hacen dos españoles yendo a cenar a un restaurante español en Australia. No era morriña, al menos no todavía, sino más bien el interés por ver cómo se trasladaban hasta las antípodas algunos de los platos más característicos de las gastronomía española.

Así, por ejemplo, nos contó Marco el éxito que tenían las croquetas, hasta el punto de servir, como ya hemos dicho, unas 25.000 unidades (un plato con tres croquetas) al año. Una petición habitual tanto entre la gente que visitaba la parte superior del local, habilitado como un gastrobar con tapas y cócteles, como los que bajaban a cenar al restaurante propiamente dicho.

ortiga

Porque el Ortiga, comandado en la cocina por el zaragozano Pablo Tordesillas, ha habilitado muy inteligentemente dos zonas diferenciadas en el restaurante. Nada más entrar, encontramos un bar de tapas amplio y muy moderno donde disfrutar de esta típica cocina en miniatura española (que ahora mismo triunfa en muchos países, Australia entre ellos). Bajando unas escaleras se accede al restaurante, con una buena representación de la cocina española actualizada y adaptada al mercado australiano.

Nosotros optamos por la versión de tapas y probamos unas ‘Papas arrugadas’ que, según Marco, italiano que vivió muchos años en Canarias, no eran papas arrugadas pero se le parecían bastante. Y, efectivamente, era así, la patata no era la misma, pero las salsas (mojo picón, mojo verde y salsa almogrote) estaban realmente conseguidas y muy sabrosas.

papas

No quisimos dejar de probar la morcilla, que quizá fue de lo más sorprendente de la noche. Marco nos contó cómo, ante los problemas de importar en Australia ciertos productos, el chef crea su propia morcilla con la receta tradicional de su casa. No es exactamente una morcilla como la típica española, pero la verdad es que estaba muy bien hecha y daban ganas de pedir la receta.

morcilla

Y es que los productos del cerdo son unos de los muchos protagonistas en Ortiga. Nada más entrar pudimos ver jamones y paletillas colgando en la zona en la que se cortan finamente para servir en platos de 50 gr. (se nota que es un material preciado). “Estos son de allí también”, nos dijo Marco al comentarle que veníamos desde Salamanca, y es que, precisamente, los ibéricos son de Guijuelo, concretamente de Carrasco.

ibericos

Para beber, optamos por probar algunos de los fantásticos cócteles (otro de los motivos por los que visitamos este restaurante español de Brisbane) que también preparan en el Ortiga y que sin duda merecen la pena. Un ‘Smokin’ box’, un ‘Spanish lime soda’ y un ‘Exotic iced tea’ fueron por los que nos decidimos, sencillamente espectaculares.

 'Exotic iced tea', 'Smokin' box' y 'Spanish lime soda'

‘Exotic iced tea’, ‘Smokin’ box’ y ‘Spanish lime soda’

Y, cómo no, no dejamos de probar las croquetas, que he de decir que estaban realmente buenas. Jamás me habría imaginado comiendo unas croquetas tan ricas en Australia. Realmente parecían caseras y no tienen nada que envidiar a las que se preparan aquí. Se entiende así el furor en Brisbane por las croquetas, que deseamos que se extienda y dure muchos años.

croquetasortiga

Un comentario en “75.000 croquetas al año en Brisbane, Australia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s