Niños de vacaciones, padres en apuros

Con el verano, entre que los días más largos y las vacaciones, tenemos más tiempo para trastear en la cocina, pero no somos los únicos.

Yo no tengo niños en casa, pero sé bien que a estas alturas del año, con las vacaciones escolares a la mitad, puede ser complicado no solo tener a los peques entretenidos, sino también hacer que coman algo más sano que un helado. No siempre, ahí tenéis a los hijos de Bizcocho de Chocolate, que ya apuntan maneras.

DSCN3103

Así que hoy me he propuesto daros un par de ideas para los que tenéis a los chavales en casa. Por ejemplo, para animar a los niños a comer pescado, una buena idea puede ser la receta de Bacalao à Bràs que publiqué hace unas semanas. La ventaja de esta receta es que gracias al uso de patatas y al método para prepararlo, el bacalao adquiere un sabor, además de delicioso, muy adecuado para los niños. Yo descubrí esta receta viviendo en Portugal, donde, en el comedor universitario al que yo acudía cada día era el plato estrella: siempre que lo había tenías que acudir muy pronto o te arriesgabas a quedarte sin él. Y es que es un plato que no he encontrado todavía a alguien a quien no le guste.

Pero quizá sea más interesante involucrar a los niños en el proceso de cocinar. Por un lado, porque les irás metiendo el gusanillo de la cocina, con todo lo que ello implica: conocer los alimentos, descubrir los sabores… En definitiva, aprender. Por otra parte, es una buena forma de tenerlos ocupados durante un buen rato mientras preparas la comida. Para esto, te puede venir bien echar mano de los productos de Gourmet Garden, que a mí me encantan. Al venir ya lavadas, cortadas, mezcladas y envasadas en prácticos tubos, no hace falta picarlas, algo que nunca dejarías hacer a un niño (al menos yo no lo haría). Además son una forma estupenda de enseñar a los niños los distintos sabores y aromas de hierbas que, como el eneldo o el orégano, probablemente conozcan secas.

Pero metiéndonos en harina, una buena idea puede ser preparar una hamburguesa casera. Soy muy defensor de estas hamburguesas, que a los chavales les chiflarán, porque si las preparas tú con una buena carne y un buen aliño tendrás un alimento bastante completo, eso sí, sin abusar, claro.

Hamburguesa

Puedes preparar una suculenta hamburguesa con carne picada de ternera, brotes tiernos, tomates, pepinillos en rodajas, cebolleta, mayonesa ligera, mostaza y ketchup y, para el aliño de la carne, sal, pimienta, nuez moscada, orégano fresco y perejil de Gourmet Garden, salsa worcestershire, leche, miga de pan, cebolleta y ajo.

Preparamos el aliño de la hamburguesa: salpimentas la carne en un bol, añades un toque de nuez moscada, dos cucharadas de salsa worcestershire, orégano, perejil y removemos bien. Rallamos el ajo y la cebolleta y mezclamos. En un bol aparte con 150 ml. de leche caliente echas miga de pan, a ser posible del día anterior, la suficiente para que absorba toda la leche y se forme una pasta. Añades esta mezcla al bol de la carne y lo mezclas bien. Este aliño es original de Alfredo, el hermano de mi pareja, y a mí particularmente me encanta, me parece el mejor aliño de hamburguesa.

Haces una pelota, la aplastas y la pasas por un poco de pan rallado. Fríes con unas gotas de aceite de oliva en la plancha y tienes lista tu hamburguesa. Solo te queda montarla, algo que les encantará a los niños. A mí me gusta usar un pan de panadería, en este caso, un pan con avena delicioso. Untamos en una rebanada una pizca de mayonesa ligera y ponemos encima los brotes. En la otra rebanada un poquito de ketchup, la carne, un pelín de ketchup y mostaza, el pepinillo, aritos de cebolleta y rodajas de tomate. La cierras y a disfrutar.

Por supuesto, esto es una idea. Puedes variarlo o, mejor aún, colocar los ingredientes en platos y que los niños vayan eligiendo y “armando” su propia hamburguesa mientras tú las pasas por la sartén.

Nosotros la acompañamos con una sencilla ensalada caprese cuya receta puedes leer aquí.

hamburguesa y ensalada caprese

Acompañar una hamburguesa con una ensalada es siempre una opción mucho más sana que las típicas patatas fritas, pero si te apetece más este tipo de guarnición, puedes optar por unas chips de batata, como las que preparó nuestra amiga Gourmet Mum para acompañar su pollo piri piri.

¿Y por qué no un pincho? En julio, a los niños les puede encantar preparar estos fermines: unos huevos cocidos rellenos que escaparán de los toros, pero no de los hambrientos peques. Es una receta muy sencilla con la que seguro que se entretendrán: colocándoles el pañuelo, ajustando la txapela…

fermín

Fermines a la carrera

Solo necesitas huevos (tantos como fermines quieras preparar), una manzana, mayonesa, pepinillos o aceitunas verdes sin hueso (que serán las cabezas de nuestros corredores), pimiento de piquillo cortado en tiras y jengibre fresco de Gourmet Garden.

Cueces los huevos durante diez minutos, los pelas y reservas. Picas la manzana y cortas la punta de uno de los polos del huevo para hacer la boina. El resto del huevo lo cortas por la mitad y retiras la yema con una cucharilla: reserva una mitad de cada huevo y la otra, junto con la yema, la picas. En un bol, mezcla bien la mayonesa con el jengibre y añades la manzana y el huevo. Puedes añadir otras verduras, frutas, marisco, o, mejor todavía, algo de pescado, siempre muy picaditas

Ahora toca crear nuestros fermines: rellena la mitad de cada huevo con una cucharada del relleno que has mezclado en el bol. Pincha la punta de un pepinillo o una aceituna en un palillo y, encima, la boina de huevo. Clava el palillo en el relleno y coloca una tira de pimiento a modo de pañuelo.

En realidad, esta receta es una modificación del fermín, un pincho que normalmente se prepara con cangrejo, adaptada para que sea más fácil para los niños. Dicho esto, puedes hacer todas las modificaciones que quieras, o incluso animar a los niños a que se inventen sus propios “huevopersonajes”. Seguro que se lo pasan de maravilla, aunque puede que al final les dé un poco de pena comerse sus creaciones 😉

fermines

Ajustando los pañuelos y las txapelas

Y tú, ¿tienes alguna receta ideal para los más pequeños de la casa?

4 comentarios en “Niños de vacaciones, padres en apuros

  1. genial para papis, en apuros o no

  2. Aún no tengo niños, pero ya escribí esta receta muy sencilla para DestinoCastillyLeón:
    http://destinocastillayleon.es/index/huevos-rellenos-estilo-casero/

    Justamente para lo mismo. XD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s