Arroz con salsa de remolacha y jengibre

Comenzamos esta semana con otro de esos inventos fruto de abrir el frigorífico y ver qué hay. Algo que me encanta.

Yo, siempre lo he dicho, no tengo ni idea de cocina. Pero eso no me frena a la hora de intentar. Defiendo a los cocineros inexpertos, a los que, como yo, vamos intentando adentrarnos en este maravilloso mundo lleno de sabores y olores. Hay que animarse a probar, que a veces, como en este caso, salen las cosas bien. Más veces de las que se puede uno imaginar. Y, como veréis, esta receta es sencilla a más no poder.

Ingredientes (para dos personas)

1/4 de cebolla.

2 zanahorias.

1 diente de ajo en láminas.

Tomate triturado (al gusto).

1 lata de atún.

Estragón.

Vermú blanco.

Unas rodajas de remolacha.

Una cucharada de jengibre de Gourmet Garden.

Aceite y sal.

Comenzamos picando muy finita la cebolla y las zanahorias. Las añadimos con el ajo a una sartén con aceite y, tras rehogarlas, añadimos el atún, el tomate triturado (yo, tras usarlo para la musaca del otro día, finiquité el tomate de mi amigo Sebas, que no es por nada, pero es un lujazo tener un tomate de pueblo, ¡qué sabor!) y una pizca de estragón.

Le añadimos un chorrito de vermú blanco y agua, más o menos el doble de agua que del arroz. Añadimos el arroz y dejamos que se haga a fuego lento-medio (¿cuánto tiempo? ¿15 minutos? ¿20? Pues os diré que no hay nada mejor que ir probándolo para acertar; en este caso, por cierto, fueron 17 minutos).

Mientras, preparamos el toque diferente de este arroz que, como veis, tampoco tiene nada de especial. Preparamos una salsa de remolacha de una forma muy sencilla: en la batidora, añadimos remolacha de bote (yo la tengo en rodajas, pero en dados te servirá igual), el jengibre y aceite y picamos bien. ¿Cuánta cantidad? Pues como con la cocción del arroz, lo ideal es que vayas probando para afinar. Habrá quien la prefiera con más jengibre o menos… Lo ideal es que quede con una textura cremosa, sin pasarse, que emulsione el aceite y quede todo bien ligado, y en cuanto al sabor, que predomine la remolacha y el jengibre le dé tan solo un toque dulzón.

Servimos el arroz con un poco de la salsa por encima y el resto al lado y una pizca de estragón por encima. Y aquí, el resultado:

Arroz con salsa de remolacha y jengibre

La recomendación del chef

Disfrutemos de esta receta tan pequeña con una de las más gigantescas canciones de uno de los grupos más grandes que ha dado la escena independiente en este país. Me refiero a Mercromina y al tema ‘En un mundo tan pequeño’. Toda una joya para disfrutar en una comida íntima, en una casa pequeñita, casi de juguete… Qué sobredosis de amor…

4 comentarios en “Arroz con salsa de remolacha y jengibre

  1. No sé por qué no se le da a la remolacha el gran valor que tiene en la cocina, ¿verdad? ¡Toma nota de otra receta que pinta estupenda! Gracias y un besazo 🙂

    • Completamente de acuerdo. Además da un color que me encanta, que también importa. Lo mejor de esta receta: que es rápida y facilísima, ¡ya me contarás! Besos

  2. La verdad es que tiene buena pinta, la remolacha no es que me guste mucho, pero con el jengibre igual…. será cuestión de probar.
    besos

    • No sé, a mí me encanta, sobre todo de esta forma o en las ensaladas. Le da un toque dulce a los platos que me gusta mucho. Si no te gusta, siempre puedes cambiarla por alguna fruta. ¡Besos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s