La esperada primavera…

Ya llegó. Y, con ella, muchos alimentos que, en esta estación que con tantas ganas esperábamos algunos, podrás encontrar en su mejor momento. ¿Repasamos algunos?

Para empezar, ¿tiene algún sentido hablar de productos de temporada? Pues sí, lo tiene. Ya sabemos que en estos tiempos que corren es prácticamente posible encontrar todo en cualquier momento del año, pero no está de más saber qué es lo más recomendable comprar en esta época del año porque, en principio, será cuando esté en sus óptimas condiciones.

Es el caso del pescado azul, rico en omega 3. Es cierto que es un pescado con más grasa que el pescado blanco, pero su consumo nos protege de las enfermedades cardiovasculares y evita la pérdida de memoria. Arenque, boquerón, bonito, caballa, o el exquisito atún rojo (que puedes disfrutar, por ejemplo, con frutos secos y mayonesa de jengibre) los podrás encontrar a un precio en muchos casos bastante más asequible que, por ejemplo, en invierno. Además las buenas temperaturas te permiten disfrutarlos de otra forma, como es el caso de los boquerones o las sardinas en vinagre. Si además utilizas la picada de ajo y perejil de Gourmet Garden podrás prepararlos en un periquete. También puedes optar por un delicioso bonito encebollado como el que podéis encontrar en esta receta del blog Bizcocho de Chocolate.

Por otra parte, el buen tiempo invita a viajar. Si puedes, una buena idea puede ser acercarse hasta Zahara de los Atunes, en Cádiz, donde a día de hoy todavía se pesca utilizando el método de la almadraba: un laberinto de redes en el paso de los atunes, situado cerca de la costa, en el que los atunes van recorriendo “pasillos” de redes hasta llegar al centro del copo. Una vez están encerrados, los barcos comienzan la “levantá”, que consiste en ir izando las redes manualmente hasta que los atunes quedan a nivel del agua, para así emprender la caza manual del atún, como cuentan en Barbate.net.

Inicio de la levantá. Cerrando el cerco(Almadraba de Barbate). Foto: clubdelamar.org

Inicio de la levantá. Cerrando el cerco(Almadraba de Barbate). Foto: clubdelamar.org

Por desgracia, nos abandonan productos como las espinacas, (con las que preparé mi particular versión del potaje) o la calabaza, que da pie a estupendas cremas que con el mal tiempo entran de maravilla y que a mí, particularmente, me encantan. Claro que, en primavera, puedes optar por hacer una crema de calabacín, también deliciosa. También podremos disfrutar de las cebolletas, los espárragos verdes (que puedes incorporar a unas verduras al horno como las que puedes ver en Las recetas de MJ, no me diréis que no tiene una pinta estupenda), las alcachofas, los puerros (quizá acompañándolos con bacalao, cuya mejor temporada termina ya) o las remolachas.

Es temporada también de aguacate, que nos permite elaborar uno de los aliños que más me gustan: el guacamole. Con un par de aguacates, un poco de cebolla, tomate, medio limón y el chile y el cilantro de Gourmet Garden podrás preparar tu guacamole en un momento. Me encanta el guacamole por su versatilidad: lo puedes comer tal cual, “dipeando”, servir sobre verduras crudas, aliñar una ensalada o incluso darle un toque completamente diferente a un plato de pasta.

Y, por supuesto, es tiempo de ensaladas, a las que personalmente añadiría la albahaca fresca de Gourmet Garden. Esta hierba fresca aporta con su sabor suave y profundo y su aroma intenso una frescura a los platos que me encanta. Con un poco de aceite quedará genial como aliño de ensalada y es la clave de una de mis salsas preferidas: el pesto, que puedes probar, por ejemplo, como acompañamiento de una carne o un pescado, en vez de pasta, ¿por qué no? Por cierto, en la Grecia clásica, los griegos, que le dieron su nombre a esta hierba, creían que había que maldecirla y gritarla durante la siembra para asegurar su buen crecimiento. Algo parecido a cuando te salen mal las cosas en la cocina y esperas que se arreglen gritándole al horno, supongo 😉

Otra planta aromática que me parece ideal para esta temporada es el perejil, que originalmente se cultiva desde finales de febrero hasta marzo. Con el perejil fresco de Gourmet Garden es muy fácil preparar un taboulé y para estos primeros días de calor esta ensalada con cus cus de origén árabe puede ser un gran acierto. Por si os apetece, os dejo la receta de taboulé perfumado con aromas cítricos de Pakus para Directoalpaladar.com, ¿a qué tiene buena pinta?

En cuanto a las frutas, pronto nos abandonarán los cítricos: naranjas, limones, pomelos… A cambio, recibimos la visita de frambuesas, fresas y la cereza, que además de deleitarnos con imágenes como la del Valle del Jerte con los cerezos en flor, ¡una maravilla!, nos proporciona nuevas posibilidades en la cocina, como el gazpacho de cerezas con queso curado de oveja que podéis encontrar en 2Mandarinas en mi cocina.

Camino entre el bosque de cerezos en flor, Valle del Jerte. Foto: Víctor Estrada

Camino entre el bosque de cerezos en flor, Valle del Jerte. Foto: Víctor Estrada

Por último, para celebrar este buen tiempo, os dejamos con una receta un tanto diferente. Este mojito de fresa puede ser una forma original de disfrutar de las fresas, que ahora mismo están en su mejor momento. Además, me apetecía dar uso al sifón tras leer esta entrada de La Cocina de Aficionado. De todos modos, puedes prepararlo igualmente sin sifón, como puedes ver, por ejemplo, en esta entrada de Quocinando sobre cócteles.

Para nuestro mojito vamos a necesitar:

4 o 5 fresones

Ron (mi preferido es Havana Club Añejo 3 años)

2 cucharadas de postre de jengibre Gourmet Garden

Hojas de menta para infusión

2 cucharadas de azúcar

Limonada

Gaseosa

Gelatina neutra

Por un lado, preparamos la infusión de menta, que es una de las principales novedades de esta receta. El objetivo es hacerlo mucho más líquido, ya que me gusta incorporar el puré de fresa tal cual, sin apenas colar, y si lo mezclamos con hojas de hierbabuena puede acabar siendo un mojito “masticable”.

Cuando la infusión esté lista, añadimos una cucharada de azúcar y la dejamos enfriar. Por separado, mezclamos en un recipiente el ron, la limonada y la gaseosa y añadimos la infusión fría. Mezclamos bien y reservamos en el frigorífico.

Por otra parte, cortaremos las fresas y las batiremos con una cucharada de azúcar y el jengibre. Preparamos la gelatina siguiendo las instrucciones del fabricante y mezclamos con el preparado de ron. Lo vertemos en el sifón y lo dejamos enfriar unos minutos.

Cubrimos el fondo de los vasos con las fresas y añadimos el preparado de ron con el sifón. De este modo creo que visualmente queda más atractivo. Según la espuma pierde consistencia se va mezclando más con la fresa, con lo cual conseguimos algo difícil en un cóctel: que deje mejor sabor de boca al final que al principio. Esto es algo que a mí, personalmente, me ha encantado.

Podemos decorar con una fresa, con algún otro fruto rojo, con unas hojas de menta o utilizar unas tiras de cáscara de lima.

mojito de fresa

Un comentario en “La esperada primavera…

  1. […] que en una de las últimas entradas mencionaba la pesca con […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s