Millonarios

Considero a Juana de Ibarbourou, conocida popularmente como Juana de América, como a una de las poetas más injustamente ignoradas de la literatura en español.

Nacida en Uruguay en 1892, se le concedió el título de “Juana de América” en un acto celebrado en el Salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo, en 1929. Un acto que ella recogía con estas palabras (cito textualmente del artículo en Wikipedia):

un grupo de jóvenes poetas me organizó en el Salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo, una fiesta inolvidable. La presidía don Juan Zorrilla de San Martín.(…) Santiago Cozzolino, el orfebre, había cincelado el anillo de oro simbólico que me ofrecían los poetas. El ambiente era solemne, con la muchedumbre, los himnos, los delegados de toda América, y otro hombre de estatura física pequeña, pero también magnífico y grandioso: Alfonso Reyes.(…) Y a través de discursos hermosos en que la generosidad juvenil iluminaba las palabras, llegó el momento culminante, el de la entrega del anillo. El Dr. Zorrilla de San Martín fue el designado para ello y lo hizo con unas palabras breves y muy hermosas que me quedaron grabadas en el corazón:

– Este anillo, señora, significa sus desposorios con América.

A pesar de ello, pocas páginas de la historia de la literatura en español se han dedicado a Juana de América. Quizá por ser mujer en un tiempo en que las letras eran cosa de hombres (como casi todo, por otro parte). Quizá porque era importante en un país ‘chiquito’ y rodeado de países grandes en América. O quizá porque su poesía era sencilla, llana, sincera, en un tiempo en el que era más popular la literatura ampulosa. No lo sé.

Falleció en 1979 y su biografía, sobre la que el periodista Diego Fischer ha escrito el libro ‘Al encuentro de las tres Marías. Juana de Ibarbourou más allá del mito‘, se puede resumir con uno de sus versos más conocidos: “Caronte: yo seré un escándalo en tu barca”.

Hoy que es el Día Internacional del Libro os recomiendo que echéis un vistazo a su obra. Y muy especialmente a uno de sus poemas que más me gustan: Millonarios.

Tómame de la mano. Vámonos a la lluvia
descalzos y ligeros de ropa, sin paraguas,
con el cabello al viento y el cuerpo a la caricia
oblicua, refrescante y menuda, del agua.

¡Que rían los vecinos! Puesto que somos jóvenes
y los dos nos amamos y nos gusta la lluvia,
vamos a ser felices con el gozo sencillo
de un casal de gorriones que en la vía se arrulla.

Más allá están los campos y el camino de acacias
y la quinta suntuosa de aquel pobre señor
millonario y obeso, que con todos sus oros,
no podría comprarnos ni un gramo del tesoro
inefable y supremo que nos ha dado Dios:

ser flexibles, ser jóvenes, estar llenos de amor.

2 comentarios en “Millonarios

  1. Precioso poema. Me trae recuerdos…

    Gracias por esta recomendación, debió llevar una vida muy interesante Juana de América.

    ED

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s