Una queja muy cabal

Diálogo (a duras penas, casi monólogo en realidad) escuchado en una tienda:

-A la universidad no vayas, porque cierran hasta el día 20.

-Ya, pero hoy está abierta. Cierra a partir de mañana.

-Sí, bueno, pero es que es indignante. ¡Cerrar 20 días en agosto! ¡Una universidad! Pero si es un servicio público… ¡Cómo es posible! ¿No les dará vergüenza? Tener una universidad completamente cerrada hasta el 20 de agosto… Es indignante.

La conversación sigue durante unos minutos en los que, sobre la misma idea, esta persona argumenta su punto de vista. El dependiente, que había escuchado pacientemente el discurso, por aquello, supongo, de cambiar de tema, le pregunta:

-Entonces, ¿estás de vacaciones?

-No, no, de vacaciones he estado el mes pasado. Ahora sigo de vacaciones hasta el comienzo de las clases, pero ya solo estoy en el pueblo y voy y vengo.

5 comentarios en “Una queja muy cabal

  1. Que no NOS aporta nada. Ni a ti, ni a mí, ni a la sociedad… (envidia de vacaciones, vamos, las de los profesores ; )

    • Hay de todo, como en todas las profesiones. También hay profesores que dedican parte de los 2 meses (o 3, en según qué casos) de “vacaciones” en investigar, preparar clases, renovar contenidos, hacer cursos… Por supuesto, estos últimos son los que no suelen quejarse. Los que se suelen quejar son los “sabios” que se pasan un mes en la playa y otro en el pueblo, siguiendo “la escondida senda por la que han ido…” 😉

  2. cuanta razón tenéis….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s