Peligroso

Camino por una calle principal. En ella, un tipo con aspecto de vagabundo toca el saxofón, boina en el suelo, para sacarse unos euros, dios sabe para qué.

De repente, deja de tocar. Y, como en mi camino me acerco a él, veo que está murmurando palabras.

Después me doy cuenta: un adjetivo calificativo por cada persona que pasa delante de él. Así, creo que dice “rico” cuando pasa un tipo gordo y trajeado, y “guapa” cuando pasa una chica justo delante de mí.

Es mi turno, así que afino el oído, para ver qué dice.

“Peligroso”, susurra.

Y, claro, a mí no me queda más remedio que echar una carcajada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s