Los peces de la amargura, de Fernando Aramburu

Es curioso lo que pasa con algunos libros. Uno se tira meses buscando un título, sin éxito, por las librerías de su ciudad. Cuando ya casi se ha olvidado, en un viaje, el ávido lector entra al quiosco de una estación a por cualquier cosa que llevarse a los ojos. Y, como la botella de un náufrago, allí aparece, de repente, el libro deseado.

Obviamente, no perdí la oportunidad y me compré “Los peces de la amargura” del donostiarra Fernando Aramburu sin pensármelo dos veces. Es un libro que descubrí al escuchar un fragmento en un programa de radio, Buscando Leones en las Nubes (toda una delicia para el oído, por cierto). Y a pesar de haber tardado en hacerme con él, mereció la pena.

El libro consta de diez relatos basados en la realidad vasca. “La de verdad. La que nunca hay cojones para expresar en voz alta”, comentaba Pérez-Reverte en XL Semanal. Y tiene toda la razón. En estos tiempos en los que cada vez se valora más el posicionamiento (en el lado político o cultural que sea) y la adulación que el espíritu crítico y la honestidad, encontrarse un libro así es reconfortante.

No hay aquí lugares comunes, ni tregua para el lector. La visión políticamente correcta que a diario nos ofrecen los medios de comunicación y los políticos no es sino un ligero esbozo, una superficie que, donde aquellos apenas rascan, Aramburu penetra para llegar al corazón. Un corazón dividido, hastiado, sangrante y, sobre todo, dolorido. Porque el dolor es el único fruto de la violencia y, aunque eso ya lo sabíamos, no está mal que un autor no tenga remilgos en recordárnoslo, al menos uno.

Habrá quien, después de leer este libro, pretenda acusarlo de  maniqueo. A mí no me lo parece. Sí, es cierto, hay más historias relativas a las víctimas que a los verdugos. Pero es que no debemos olvidar, nunca, que los protagonistas de todo este conflicto son, deben ser (qué pena tener que señalarlo, triste.) las víctimas. Y, a pesar de ello, en este libro tampoco se deja de lado el dolor de los verdugos que acaban siendo víctimas también y especialmente de aquellos que les quieren, a pesar de todo.

Las historias que aquí se nos narran están contadas con un lenguaje llano, sencillo, sin perífrasis ni remilgos, con algo que podríamos llamar una “sinceridad formal” plenamente fiel a la honradez del contenido. De esta forma, el escritor donostiarra consigue que los relatos se asemejen a las historias que alguien te cuenta de tú a tú.

“Los peces de la amargura” es un libro que se lee rápido, pero no fácilmente. Porque sus historias, mucho tiempo después de haberlas leído, todavía pesan en la cabeza y, sobre todo, en el corazón. Sin duda, es un documento excepcional para conocer de primera mano lo que pasa en Euskadi, sí, pero sobre todo es un libro fundamental para entenderlo. Para comprender lo que nunca se dice, lo que nunca se cuenta, lo que casi siempre se calla, por temor o por vergüenza.

A punto de salir del pueblo y tomar la carretera que lleva a la entrada de la autopista, la Toñi pidió al taxista que parase. Se bajó. Los niños le preguntaron adónde iba. En silencio se agachó junto a la cuneta, buscó un poco entre los hierbajos y los desperdicios y encontró por fin algo que le sirviera de reliquia de aquella tierra donde dejaba enterrado a su marido.  Desde entonces ha llevado siempre consigo esta pequeña piedra blanca que ven ustedes ahora en mi mano.

portada del libroTítulo: Los peces de la amargura
Autor: Fernando Aramburu
Publicado por: Tusquets Editores
Año: 2009
Páginas: 242

2 comentarios en “Los peces de la amargura, de Fernando Aramburu

  1. Y realmente se pueden encontrar auténticos tesoros. Me alegro de tu hallazgo.

    • Muchas gracias por visitar mi blog. Y tienes toda la razón, ¡qué delicia pasar tiempos muertos (o vivos, según se mire) revisando anaqueles!
      Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s